jueves, 16 de octubre de 2014

viernes, 10 de octubre de 2014

Recuerdos del saber

¿Recuerdas cuando...? Es el comienzo de una pregunta que desemboca en muchas otras. Estamos constituidos de recuerdos, por muy locos que estemos o creamos estar. Nadie se escapa por más que lo intente o por menos que recuerde. Somos recuerdos de lo que venimos siendo, de lo que hemos sido o fuimos. También, proyecciones de lo que queremos ser. Lo sabemos.

Y yo, recuerdo miradas inolvidables que expresaban sentimientos...recuerdo manos entrecruzadas que dejaban sin aliento. Recuerdo días grises pintados de color...recuerdo mentiras que quizás solo trataban de ocultar la verdad...recuerdo cajeras de supermercado que quedarán para la posteridad. Recuerdo tardes de estudio desenfrenado y freno de tardes sin estudiar...por recordar, recuerdo hasta varias de las esquinas que me vieron llorar. Recuerdo a todos los chinos, porque todos me parecen igual. Recuerdo todos esos planes que se quedaron sin terminar. Recuerdo que no lo hice bien, o tal vez fue que lo hice mal. Recuerdo convertir en magia algo así sin más...recuerdo sonrisas de enamorar. Recuerdo despertares, locura, lluvia, helados y creatividad. Viajes, viejas, cajas, cojas, paseos, posesos e historias de esas que en más de un libro se pueden encontrar. Recuerdo ver las estrellas y estrellarme contra el cristal. Recuerdo piedras en el camino que supimos sortear. Recuerdo tratar de enseñar a olvidar sin ser maestro de nada...para nada encontrar. Recuerdo querer odiar lo que soy ahora en realidad. A veces, recuerdo recordar.

Y sé, que Búho echa de menos a Panda, y que de Panda no sé nada ya. Por fin, aprendí a no juzgar, sospechar o premeditar. Pero, en la vida, si te descuidas un poco se hace tarde así sin más y surgen esos momentos inoportunos que buscan y encuentran su oportunidad. Creo en el resurgir de sus cenizas del Ave Fénix por si en algún lugar del camino te vuelvo a encontrar, aunque nada sea ya igual. Y para entonces, te guardo una caricia, un beso, un abrazo, un suspiro y una disculpa. Sin mirar atrás.


Gracias. Suerte. Éxito. Y a volar.