lunes, 2 de marzo de 2015

Un zombie a la intemperie

Tiene la música la cualidad de adaptarse a nuestros sentimientos, experiencias y emociones. Las canciones, nos abrazan fuerte hasta que las hacemos nuestras o nos terminan de romper. Estamos hechos de canciones y las canciones están hechas de nosotros.Y ésta, sin temor a equivocarme, esta hecha para mí, probablemente para ti y para muchos otros más. Quién sabrá. Y es que una historia que termina, se está repitiendo de la misma manera, forma e intensidad, con distintos personajes, en otro lugar.

“Por ti, volví por ti, pero no te vi. Si no estás, solo soy un zombie a la intemperie. Sin ti, me fui a buscarte a ti y ahora el dragón se ríe de mí..."


No hay comentarios:

Publicar un comentario