jueves, 19 de noviembre de 2015

Tesoros

Guardo tesoros que no valen nada. Nada. Trozos de papel mojado por las lágrimas, rotos por la ira, arrugados por su pasado-pisado, descoloridos por el paso del tiempo. Guardo trozos de papel pegados, por si un día se me olvida que de su ungüento aún me alimento. Amarillos, verdes, blancos, rayados y cuadriculados. Papel, al fin y al cabo. Celulosa, trofeo preciado. Frases irrelevantes carentes de significado. Sonrisas encerradas en la cárcel del pecado. Pecadores que no entienden confesiones de otras manos. La procesión va por dentro. Silencio y vuelta a empezar. Guardo tesoros que lo valen todo. Todo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario